Diciembre 15, 2013

Trekking familiar

Trekking familiar

A continuación les presentamos diferentes opciones de trekking para compartir en familia:

Cerro Pochoco: Todo un clásico para los amantes de las caminatas. Ubicado en el Valle del Arrayán, es posible llegar a él a través del camino al Santuario de la Naturaleza. Para llegar a la cumbre, que posee más de 1.800 metros de altura por sobre el nivel del mar, hay que caminar por un sendero en donde es posible encontrar espinos, quillayes y una gran cantidad de especies florales. En su cima se tiene una panorámica envidiable de los Andes, y en donde destaca la vista al cerro El Plomo. Nuestro consejo es que este no es un trekking apto para personas que no realizan algún tipo de actividad física, en el caso contrario lo pasarás mal.

Cerro Manquehue: Ubicado a 1.638 metros de altura, esta montaña precordillerana que en mapundungún significa ” lugar de cóndores” es uno de los circuitos de trekking más populares dado su privilegiada vista desde la cumbre y la variabilidad de su trayecto. Para subir a él existen dos accesos: por la Vía Roja si se viene desde el sur o por Camino La Golondrina.  La subida total lleva de dos a tres horas, por lo que no hay que tener a menos el esfuerzo que se debe realizar por lo que en ningún caso se podría calificar de fácil.

Río Clarillo: A 45 kilómetros de Santiago, en la comuna de Pírque se encuentra la reserva Río Clarillo. Aquí se puede realizar un sereno paseo por sus senderos cercanos al río y también observar especies tales como iguanas chilenas y aves como torcazas. Ideal para visitar en cualquier época del año, pero a partir de estas fechas es mucho mejor gracias a floración de especies y a que las temperaturas que no son tan altas.

El Morado en el Cajón del Maipo: A tan sólo 90 kilómetros de Santiago, se trata de una caminata de unos 15 kilómetros contemplando  ida y regreso, en el camino podrán observar una laguna y un glaciar y una fuente de aguas minerales. Por tratarse de una caminata de baja dificultad, es ideal para quienes no tienen un tan buen estado físico y buscan maravillarse de un paisaje hermoso.

Como recomendación básica para cualquier clase de caminata debemos tener en consideración llevar protección solar, un buen par de zapatillas, una mochila y ropa cómoda. Siempre llevar como mínimo 2 litros de agua y comida. Lo ideal es ir en grupo pensando en eventuales situaciones  y antes de partir siempre avisar a algún cercano de nuestro destino y si concierne, a las autoridades de los parques.