Comunidad

Perfil de la alumna ursulina
A lo largo de su vida escolar desarrollará la capacidad de:

  • Saber expresarse y comunicarse en forma clara, asertiva, armónica y fundamentada, para ser un aporte como mujer en la sociedad.
  • Ser sencilla, alegre y honesta, con capacidad de perdonar y pedir perdón.
  • Ser austera, para que pueda vivir con lo esencial, aprovechando lo que tiene y agradeciendo lo recibido.
  • Ser capaz de percibir y solidarizar con las necesidades de otro y gozar con las alegrías de los demás.
  • Ser coherente y consecuente entre lo que cree, piensa y hace, buscando la unidad entre fe y vida.
  • Tener una actitud responsable y respetuosa dentro y fuera del colegio.
  • Ser comprometida con su aprendizaje y recibir con interés la educación de sus profesores, procurando realizar el trabajo de manera participativa y colaborativa.
  • Organizar su tiempo de acuerdo con los requerimientos y exigencias del currículo escolar para dar espacios a las actividades curriculares, pastorales, deportivas y otras que apoyan su formación integral.

Por tanto, las egresadas del Colegio Santa Úrsula son mujeres que:

  • Son conscientes de sus talentos y capacidades personales para ponerlos al servicio de la sociedad y de la Iglesia; bien formadas en sus capacidades espirituales e intelectuales para dar respuesta personal, con claridad y convicción a los desafíos de hoy.
  • Poseen disciplina de estudio y trabajo, pensamiento reflexivo y espíritu crítico constructivo como muestra de un espíritu de superación.
  • Están al servicio de la vida, valoran la maternidad como regalo de Dios y promueven la familia como lugar de crecimiento y de acogida.
  • Tienen capacidad de admiración y asombro ante la naturaleza como una obra que Dios regala al hombre para cultivarla y cuidarla.
  • Son capaces de pensar, razonar y discernir entre lo esencial y lo novedoso, con horizontes amplios que les permiten proyectarse con confianza y seguridad.
  • Están abiertas al llamado de Dios, para responder con libertad y alegría a la propia vocación.

Perfil de la familia ursulina
Los padres son los primeros educadores y por lo tanto, su adhesión al Proyecto Educativo del Colegio se concreta en la colaboración con todas las acciones del colegio. Por ello esperamos que la familia:

  • Adhiera a la fe cristiana, respetando, apoyando y acompañando a su hija en las actividades pastorales y celebraciones litúrgicas que se realizan durante el proceso de la formación espiritual.
  • Viva un estilo de vida que se distinga por tener un profundo amor a Dios, con actitud de servicio hacia los demás y que valore la sencillez y austeridad.
  • Se identifique y comprometa, participe y promueva el Proyecto Educativo del Colegio.
  • Apoye a sus hijas en las actividades curriculares y extra curriculares, involucrándose en el cultivo de hábitos de estudio y participando en las actividades de formación y desarrollo ofrecidas por el colegio.
  • Se relacione y comunique de manera respetuosa con todos los miembros de la comunidad escolar.

Los apoderados del colegio Santa Úrsula son representados por el Centro de Padres, institución que tiene por objetivo velar por los intereses y deberes de los padres del colegio en relación al Proyecto Educativo del colegio.

Perfil del Profesor
Los profesores son colaboradores de la tarea educativa y formativa. Para ello deben adherir a los principios de la fe cristiana, respetando y apoyando las acciones pastorales y celebraciones litúrgicas que se realizan en el colegio. Deben ser coherentes en su forma de actuar y de educar. Por lo tanto:

  • Promueven un ambiente facilitador para el aprendizaje de los valores del colegio y la formación integral de la alumna.
  • Reconocen, valoran y estimulan las potencialidades individuales de sus alumnos.
  • Desarrollan su quehacer educativo a través de una preocupación personal por cada alumna en medio de un clima de acogida, confianza y libertad.
  • Deben ser un maestro en su quehacer académico con altos ideales que animen a sus alumnas con convicción y firmeza para desarrollar todos los talentos que han recibido.
  • Cumplen con responsabilidad profesional su trabajo, planifican sus clases de acuerdo a los programas de estudios, integrando las necesidades de las alumnas y del colegio.
  • Trabajan responsablemente en equipo, pues es parte de una comunidad educativa donde todos los miembros aportan en la formación de las alumnas.
  • Su vocación de servicio se manifiesta en su quehacer pedagógico, buscando colaborar en proyectos institucionales que enriquecen las actividades curriculares.
  • Están dispuestos a capacitarse constantemente para mejorar su quehacer educativo; saben recibir críticas, aportes y comentarios y son también ellos mismos un agente innovador, creativo y flexible para producir cambios cuando se requieran.
  • Son reservados con la información interna del colegio, ya sea esta confidencial o no, como una manifestación de respeto hacia los involucrados.