Valores Institucionales

Las distintas disciplinas del saber y las competencias personales deben sustentar los valores sólidos que guían el modo de actuar de nuestras alumnas, que permiten regular y armonizar las relaciones entre los diferentes miembros de la comunidad escolar y su posterior desarrollo profesional.

En este marco se pueden destacar los siguientes valores:

Trabajo bien hecho: se incentiva el esfuerzo, que lleva a la disciplina, al rigor, la perseverancia y el respeto a las personas y las reglas. Con laboriosidad se realizan las tareas atendiendo los detalles y tratando de conseguir el mejor resultado posible. La búsqueda de soluciones se realiza considerando el bien común, asumiendo las responsabilidades necesarias y respetando las normas.

Honestidad: se estimula el comportamiento y la expresión con coherencia y sinceridad, de acuerdo con la verdad y la justicia.

Austeridad: se promueve la capacidad de descubrir y aprender a vivir feliz con lo esencial, distinguiéndolo de lo innecesario. Refiere a la sobriedad y elegancia, que sin mucho adorno ni accesorio, cumple con el fin para el que fue creado, valorando la autonomía y la responsabilidad con que se elige.

Acogida y encuentro con el otro: se enseña a las alumnas que respeten y valoren la diversidad, por lo que se quiere formar mujeres con un corazón abierto, atento y sencillo para relacionarse con el prójimo con respeto, confianza y alegría.

Postura crítica y reflexiva: se busca incrementar la capacidad de pensar, razonar y discernir de nuestras alumnas, para que puedan hacer frente a los desafíos de la sociedad que les toca vivir.