Vida espiritual

Fomentar y mantener viva la vida espiritual para conquistar un camino de cercanía con la persona de Jesús en el anhelo de “buscar todos los medios y caminos necesarios para perseverar hasta el fin en la vocación a la santidad a la que todos hemos sido llamados”.

Ello facilitando la Confesión frecuente, la Eucaristía diaria, la Adoración al Santísimo, la oración personal y los retiros anuales que tienen cada curso (en el Monasterio en Maipú).